Instantes1

 

Según referencias del capítulo 9 del libro del Génesis, del Antiguo Testamento fue creado por Dios tras el Diluvio Universal como muestra de la voluntad divina de que jamás volvería a destruir la tierra con un diluvio. Según el libro del Génesis después de bendecir a Noé y a sus hijos:” He aquí que yo establezco mi pacto con vosotros, y con vuestros descendientes después de vosotros, y con todo ser viviente que está con vosotros (…) Mi arco he puesto en las nubes, el cual será por señal del pacto entre mí y la tierra. Y sucederá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se dejará ver mi arco en las nubes. Y me acordaré del pacto mío y no habrá más diluvio de aguas para destruir toda vida. Estará el arco en las nubes y lo veré, y me acordare del pacto perpetuo entre Dios y todo ser viviente”.

Pero como diría Isaac Newton, prácticamente todos los fenómenos que observamos se pueden entender gracias a la física o la química. El fenómeno del arcoiris se explica por el fenómeno conocido como Dispersión.

Al incidir los rayos de luz sobre un prisma, cristal, en este caso las gotas de lluvia, se descompone en todos los colores que la forman, del rojo al violeta. La velocidad de la luz, al incidir sobre cualquier medio, en este caso sería sobre las gotas de agua, cambian lo que se conoce como longitud de onda de manera que cada color tiene una longitud de onda distinta. En el caso del arcoiris, el color rojo es el que menos se refracta y se localiza en la parte exterior del arco. El color violeta es el que más se refracta y suele localizarse en el interior del mismo.

Descartes fue el que descubrió que los rayos de luz al incidir sobre las gotas de lluvia salian con ángulo menor a 180 grados ya que si no fuese así nunca seríamos capaces de verlos. La intensidad de los colores que observamos en el arco iris dependen del tamaño de las gotas de lluvia de manera que cuanto más pequeñas sean más pálidos vemos los colores. Las gotas más grandes producen colores muy vivos,

(Publicado por Avefénix )

Anuncios

LAS PEONÍAS


El nombre de Paeonia familia de las Paeoniaceae , se origina en la mitología griega. Paeon era el médico de los dioses del Olympo. Homero en la Odisea, dice que Paeon habría curado a Apolo de una herida hecha por Hércules utilizando la planta que hoy lleva su nombre

Las peonias son conocidas desde la antigüedad, ellas son mencionadas en los primeros tratados de medicina del primer siglo D.C., tenían la reputación de sanar la epilepsia. Utilizadas únicamente para usos médicos hasta fines de la Edad Media.